Archivo de la categoría: Cultura

RUSIA-UCRANIA: ¿Qué sabemos?

Lic. Agostina Salman

Una niña huérfana en un refugio antibombas improvisado en Mariupol, Ucrania. Foto de Evgeniy Maloletka, 2022.

En la era de la sobre información, resulta cada vez más fácil acceder a las noticias y más difícil quedarnos con una verdad. El pasado 24 de febrero, Vladimir Putin anunciaba el “inicio de operaciones militares especiales” en Ucrania, y lo ejecutaba. El hecho no fue un fenómeno aislado o inesperado; los meses anteriores significaron una escalada de conflicto, con miles de soldados y vehículos blindados desplegados en las fronteras, donde también hubo reportes de intercambios de fuego entre ucranianos y rebeldes prorrusos en la región de Donbás. ¿Por qué rebeldes, qué es Donbás? Ahora que han pasado unos meses de la invasión y los periódicos se esfuerzan por tener titulares novedosos al respecto, repasaremos un poco la historia entre ambos países -aun conscientes de que quizás, nunca sepamos todo-.

Lo que hoy conocemos como Ucrania, desde sus orígenes ha tenido fragmentaciones. La diversidad étnica pocas veces logró convivir en paz, sin disputas ni violencia. Visualmente, como muchos de los Estados modernos, parecería una pieza de arte del Kintsugi[i].

La debacle del Imperio austrohúngaro y el Imperio ruso propició la guerra de la independencia ucraniana, durante Octubre de 1917 (parte de la Primera Guerra Mundial). Esto tiene un gran efecto sobre el movimiento nacional ucraniano: el país pasó por diferentes gobiernos de diverso signo en plazos cortos. El optimismo por la construcción nacional conllevó caos y enfrentamientos civiles. Como resultado, en 1921, el territorio de la actual Ucrania terminó dividido entre la Ucrania Soviética y la Segunda República Polaca, que también comprendió pequeñas regiones de lo que hoy es Bielorrusia, Checoslovaquia y Rumania. Desde allí -y antes también- que hubo rusos, o prorrusos en la región, que actúan en contra del movimiento independentista, con el reconocimiento ruso y el envío de armamento para su resistencia.

Bomberos entre los escombros para rescatar a los civiles que estaban en uno de los edificios bombardeados por las fuerzas rusas, BBC, 2022.

Las palabras de Putin, «la operación especial es inevitable», fueron las mismas que usó como agente de la KGB en 2008, para la incursión armada en Osetia del Sur (Georgia), y en 2014, con la anexión de Crimea. KGB son las siglas que responden al Komitet Gosudarstrennoaja Bezopasnosty, el comité de la Seguridad del Estado. Putin fue agente de esta organización de la antigua Unión Soviética dedicada al espionaje y contraespionaje, por eso existen varios documentales y series que hablan de cómo pasó de ser espía a presidente. Desde el 2012 preside los 17,1 millones de km² rusos, y sólo dos años después, se da un punto de inflexión clave en la historia.

El 21 de marzo de 2014​ en Bruselas, se firma el tratado que incluye a Ucrania como parte de la Unión Europea. Y, volveré a citarlo: «la expansión de la OTAN y el desarrollo militar del territorio de Ucrania por parte de la Alianza es inaceptable para Rusia». Para la geopolítica mundial es bastante claro que el control sobre Ucrania es vital para la seguridad nacional rusa. Es su vecino y un gran gasoducto para muchos otros países. Neutralizar la soberanía ucraniana resumen básicamente los mandatos de Putin: el compromiso de que no se adhiera a la OTAN, la no existencia de bases ni armamento extranjero en el país, la anexión de Crimea y el reconocimiento de la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Donbás es precisamente la región de Donetsk y Lugansk, y fue la protagonista de las protestas prorrusas en Ucrania en 2014, tras el Euromaidán o la Revolución de la Dignidad; una serie de manifestaciones y disturbios de  carácter europeísta y nacionalista que terminó derrocando al presidente Víktor Yanukovich, líder de la formación política prorrusa. Los sucesos se desencadenaron en Kiev la noche del 21 de noviembre de 2013, un día después de que el Gobierno de Ucrania suspendió la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea. Esta escalada de conflicto desencadenó en una guerra entre los separatistas prorrusos afiliados a las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk, y el gobierno postrevolucionario de Ucrania. Hasta el inicio de la guerra en curso, el Donbás, o “la región de la carbonería”, era la más poblada de todas las regiones de Ucrania, aparte de la capital, Kiev.

Hombre herido por los bombardeos en Chugúyev, BBC, 2022.

Entender qué es Crimea para los rusos también nos sitúa en 2014, pero amerita un párrafo (o libros) aparte. Su etimología no resulta tan determinante como su valor estratégico para los actores en cuestión.

Crimea es una península disputada entre Rusia y Ucrania, situada en el este de Europa, en la costa septentrional del mar Negro. El Imperio ruso conquistó la península en 1774 en la guerra turco-rusa y la incorporó al imperio en 1783. En la era soviética, la administración de la península pasó de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia a la República Socialista Soviética de Ucrania y, tras la disolución de la Unión, permaneció en la Ucrania postsoviética, estableciéndose una república autónoma en la península, así como un régimen especial para la ciudad de Sebastopol, administrada directamente por el gobierno central ucraniano durante 24 años. Como resultado de aquella revolución ucraniana en 2014 y la subsiguiente adhesión de Crimea a Rusia, la soberanía de la península se encuentra en disputa entre Rusia y Ucrania.

¿Adhesión? Cuando el entonces presidente ucraniano Víktor Yanukovich huyó de Kiev, en febrero de 2014, la Rada Suprema (el parlamento ucraniano) tomó el control del país. Sin embargo, en Crimea, tropas no identificadas tomaron las sedes administrativas y bases militares y designaron a un ruso étnico como nuevo alcalde. El 11 de marzo siguiente tuvo lugar la Declaración de Independencia de Crimea y Sebastopol, por lo que se constituyó la República de Crimea. Tras el referéndum, la península se unió formalmente a Rusia. No obstante, el Gobierno ucraniano reclamó que el acto era ilegal y violaba su constitución, lo que la mayor parte de la comunidad internacional reconoció como violación de la integridad territorial ucraniana. Bielorrusia es el único país aparte de Rusia que considera la península territorio ruso. La realidad es que el mundo ha acordado ciertas normas y reglas de juego después de las grandes guerras, a las que todos estamos sujetos. Este acto sí constituyó una violación a la integridad territorial y soberanía nacional. Al igual que la actual invasión, que arrasa con la vida de civiles.

Fronteras de Kiev evacuando ancianos, mujeres y niños, publicada por la National Geographic, 2022

En julio de 2015, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, declaró que Crimea se había integrado totalmente en Rusia. En la actualidad, la península está organizada en dos sujetos federales, administrados por Rusia: la República de Crimea y la ciudad federal de Sebastopol. Ucrania solo administra efectivamente parte de la Punta de tierra de Arabat y del Mar de Sivash; sin embargo, sigue considerando Crimea parte integral de su territorio en calidad de República Autónoma de Crimea.

Rusia construyó entre 2014 y 2018 un puente sobre el estrecho de Kerch para conectar Crimea con Rusia; se trata de una conexión de Crimea con la Rusia continental por tierra evitando cruzar territorio ucraniano. Sin embargo, Ucrania ha reiterado a Rusia que desea que Crimea vuelva a soberanía ucraniana, ya que el gobierno de Kiev y parte de la comunidad internacional consideran que la península se encuentra bajo ocupación militar. La postura rusa fue reforzar sus tropas “por presencia militar extranjera” cerca de las fronteras, y el propio ministro de Relaciones Exteriores ruso declaró que los habitantes de Crimea “deben convencer a la opinión pública extranjera de que la incorporación de la península al territorio ruso fue una decisión legítima e independiente”. ¿Será su forma de entender un plebiscito, o el referéndum del 2013 acusado de fraude fue suficiente?

En septiembre de 2015, Ucrania, Rusia y representantes separatistas de Donetsk y Lugansk, firmaron un acuerdo para poner fin a la guerra bajo los auspicios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y entra en vigor un alto al fuego. En octubre de 2016, la reunión en Berlín del Cuarteto de Normandía -auspiciado por Francia y Alemania- terminó sin avances. En mayo de 2019 llega al poder ucraniano Volodímir Zelenski, y acuerda con Putin retomar el proceso de paz en Ucrania, y canjean prisioneros. En enero de 2021, Rusia comienza a trasladar tropas a sus fronteras con Ucrania y a la península de Crimea. En abril, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, define el despliegue como «la mayor acumulación de tropas rusas desde la anexión de Crimea». El 23 de agosto de 2021, 46 Estados y organizaciones, entre ellas la OTAN, firman en Kiev la Plataforma de Crimea, en la que Occidente exige a Rusia la devolución de la península. El 3 de diciembre de 2021, se conocen informes de inteligencia de Estados Unidos en los que se evidencia que Moscú prepara una invasión de Ucrania para principios de 2022, según lo publicado en The Washington Post

Una mujer herida a consecuencia de un ataque aéreo ruso en Járkiv, en el este de Ucrania. BBC, 2022.

El año comenzó con reuniones entre los ejes Washington-Moscú, también con presencia de la OTAN, aunque no hubo avances. Poco después, los titulares mencionan alerta de ataque de falsa bandera: un sabotaje ruso contra fuerzas estadounidenses en el este de Ucrania, para atribuírselo a Kiev y justificar una invasión. La madrugada anterior, un ciberataque masivo inutilizó durante horas el sistema informático del Gobierno ucraniano. Rusia envía tropas a Bielorrusia para unas maniobras conjuntas cerca de las fronteras ucranianas. Entretanto, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, tiene un encuentro con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. El 29 de enero, Joe Biden afirma que planea desplegar tropas en el este de Europa y países de la OTAN, a corto plazo. El Pentágono cifra los efectivos en 8500 soldados, que se encuentran en «alerta máxima» para desplazarse en caso de necesidad, a raíz de la crisis en Ucrania. El 3 de febrero de 2022, Estados Unidos y la OTAN rechazan firmar un tratado bilateral sobre seguridad en Europa con Rusia, y también cierran la puerta a una futura incorporación de Ucrania a la Alianza Atlántica. Esas eran dos de las principales exigencias planteadas por Moscú para poner fin a la crisis de Ucrania. Macron pide a Putin evitar la guerra, pero el mandatario francés no logró cambiar las decisiones del Kremlin sobre Ucrania. ¿Quizás Merkel sí hubiera negociado?

Una anciana hace una pausa en su huida de Irpin, en las afueras de Kiev, Ucrania. Foto por Vadim Ghirda.
 

El 15 de febrero, el Parlamento ruso aprueba una resolución que insta al presidente Vladímir Putin a que reconozca la independencia de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk, autoproclamadas repúblicas en 2014. Putin firma un reconocimiento de las regiones de Donetsk y Lugansk como prorrusas, y ordena el envío de tropas rusas a la zona. La reacción de Occidente fue condenar el movimiento anunciando la puesta en marcha de múltiples sanciones a Rusia. El 24 de febrero, pocos minutos antes de las seis de la mañana, el líder ruso hace el anuncio. Solo unos minutos después se registraron enormes explosiones en varios puntos del este de Ucrania, desde Sloviansk y Kramatorsk a Járkov, e incluso en Kiev. El ataque es inminente y el mensaje es claro: Moscú considera a Ucrania parte de su identidad y de su espacio de influencia, y peleará por su control.

Dentro del gimnasio de una escuela en Przemysl, Polonia, una mujer refugiada de la guerra se lamenta en el refugio en el que vive ahora. Foto por Markus Schreiber, 2022.

Zelenski tiene previsto unirse este domingo a la cumbre del G7 para abordar con los líderes del grupo la situación en Ucrania. La fecha del encuentro coincide con el aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, y reunirá a los líderes de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón, Canadá y Estados Unidos. Los pedimentos de Ucrania para que el extranjero tome partido persisten, mientras muchas otras voces de países cercanos, como Croacia, piden que no haya más intervención extranjera, y que se deje de jugar guerras ajenas en su territorio. ¿Ajenas? Supuestas influencias occidentales en el actual presidente ucraniano, presencia militar de la OTAN, relaciones socioeconómicas con la UE. ¿No es entonces, lo que su pueblo y el presidente electo legítimamente quieren, y encuentran mejor para su bien estar y prosperidad?

Uno de los folletos presentes en la resistencia civil en Kherson, Ucrania, que frenó el referéndum independentista propuesto por Rusia y se opone al uso del rublo (moneda rusa). Infobae, 2022.

Mientras las conversaciones entre Rusia y Ucrania son existentes o inútiles, el portavoz del Kremlin afirma que la «operación especial» librada en Ucrania avanza según lo planeado, después de que el presidente bielorruso, Lukashenko, señalara que «no esperaba que la invasión se prolongara tanto tiempo». Las Fuerzas Armadas de Ucrania dan respuesta de una forma casi inesperada por ellos mismos, y muchos ucranianos despiden a sus mujeres e hijos mientras resisten en sus ciudades. Algunos, como el bajista de la banda musical ucraniana Jinjer, comparten en sus redes sociales videos y fotos de los temblores, las fronteras llenas de los nuevos futuros refugiados, la asistencia humanitaria que llega del extranjero y entre ellos organizan. En esta nueva era, la guerra deja pruebas más fáciles de los crímenes de guerra. Amnistía Internacional lleva cientos de denuncias con videos de contenido explícito, entrevistas hechas a ucranianos, y análisis de pruebas materiales recabadas sobre el terreno, que documentan ataques aéreos ilegítimos cometidos por los rusos, así como ejecuciones, violaciones y torturas a civiles.

La Red de Acción Climática (CAN) considera que la UE se puede desprender del gas ruso definitivamente para 2025 por una senda sostenible, mediante la instalación de más techos solares y bombas de calor, ahorros de energía ambiciosos y un despliegue acelerado de energías renovables. Al mismo tiempo y de forma contraria, el viceministro de Economía de Eslovaquia, Karol Galek, ha asegurado que la prohibición de importar petróleo ruso «destruiría la economía europea», refiriéndose a la intención de la UE de vetar el crudo ruso en el sexto paquete de sanciones que se está preparando desde Bruselas. Haber generado dependencia energética mediante importaciones es parte del pilar de libre mercado y democracias soberanas que promueve la UE, pero tiene sus consecuencias cuando es con líderes como Putin.

Sitio web oficial del gobierno de Ucrania en la actualidad. Imagen de propia autoría, consultar bibliografía para acceder.

Es prácticamente una opinión, o un deseo, hablar del final de esta guerra. Muchos especialistas coinciden en que dejar contra las cuerdas a Rusia es el único camino viable, aunque en el camino crezcan los bombardeos y las amenazas de una explosión nuclear. Hoy, oficiales ucranianos informaron de lo que podría ser un cambio de estrategia de las tropas rusas, ya que se redujeron los ataques terrestres, aunque persisten los bombardeos. La guerra siempre es cara, significa grandes pérdidas también para Rusia, aunque persista en aumentar la agresión militar y de forma excesiva. ¿Seguirá con Moldavia y Finlandia, antiguos espacios que pueda considerar como propios? ¿Qué sucede con el pueblo ruso, cuál es su conocimiento, puede verdaderamente reaccionar o manifestarse? La usina de utopías y distopías que caracterizó a la gran URSS y marcó a fuego el siglo XX, dejó algo y se manifiesta de distintas formas, mediante las voluntades del poder y también del pueblo.

Quizás entender que no hay una real victoria para los pueblos, sólo consecuencias, nos aproxime a la idea del cese del fuego. ¿Ucrania debe ceder el territorio en disputa, desentendiéndose de que la avanzada rusa continue? La UE, Estados Unidos, ¿deben permanecer quietos? ¿Habrá un Pearl Harbor que los haga intervenir de forma directa? ¿Le espera a Putin un final similar al del ex líder libio, Muamar Gadafi? ¿O acabará como en 1905, vencida inesperadamente (en ese entonces por Japón), con un gobierno y un ejército corrupto e ineficiente que propició una revolución local?

Este artículo finaliza como su título, con signos de interrogación. Cuestionarnos siempre fue el primer paso para conocer y escribir nuestra historia.

[1] El ‘kintsugi’ es una técnica centenaria de Japón que consiste en reparar las piezas de cerámica rotas y que ha acabado convirtiéndose en una filosofía de vida. Frente a las adversidades y errores, hay que saber recuperarse y sobrellevar las cicatrices. Las piezas las siguen utilizando o exhibiendo con sus partes quebradas notoriamente adheridas con pegamento.

MATERIAL DE REFERENCIA:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional

https://www.telesurtv.net/SubSecciones/news/world/

https://es.euronews.com/

https://www.amnesty.org/en/

http://government.ru/en/

http://www.ukraine.ua/es/

https://news.un.org/es/focus/ucrania

https://www.washingtonpost.com/

https://www.cronista.com/

https://www.infobae.com/america/mundo/2022/

Ucrania. Crónica desde el frente, de Ignacio Hutin

Hambruna roja: la guerra de Stalin contra Ucrania, de Anne Applebaum

Rusia, veinte años sin comunismo: de Gorbachov a Putin, de Jorge Saborido


CRISIS DE OPIOIDES EN ESTADOS UNIDOS

Los zombis del sueño americano

Lic. Agostina Salman

Callejón de Filadelfia, imagen publicada por la BBC – 2022

Hay muchas epidemias de las que no hablamos. Hoy, leyendo sobre las recientes muertes por el consumo de cocaína adulterada en Argentina, me encontré con un video que parecía sacado de la reconocida serie sobre zombis. Indagué. Eran las calles de Philadelphia, en Estados Unidos, país líder en el mundo en consumo de opioides. ¿Qué son los opioides? Drogas tan adictivas como la heroína, pero de venta legal, recetadas por médicos y elaboradas por farmacéuticas. ¿Es el paciente un cliente, incluso cuando pierden la vida?

Philadelphia es la ciudad más poblada del Estado de Pensilvania. Ahí se elaboró la declaración de la Independencia y la Constitución estadounidense, y tuvo como ciudadano ilustre a Benjamín Franklin. Su etimología proviene del latín, philos «amor» y adelphos «hermano»; una suerte de amor fraternal, refugio de tolerancia religiosa y étnica. Durante la presidencia de Trump, la ciudad fue protagonista de jornadas enteras de protestas que muchas veces terminaban en represiones. Las manifestaciones no solo apuntaban al asesinato de jóvenes afroamericanos en mano de policías, sino también a una supuesta militarización de las calles, donde aclamaban explícitamente que los adictos no eran tratados como personas. Este movimiento le dio una clara ventaja a Biden, quien hoy preside el país: si bien Pensilvania es uno de los históricos swing states que pendula entre republicanos y demócratas, los grandes centros urbanos se inclinaron hacia el demócrata (Pittsburgh, Filadelfia, Harrisburg), mientras que las zonas rurales optan en su mayoría por republicanos.

Lo cierto es que la muerte por consumo de opioides es uno de los principales conflictos de salud publica del país, y por cada millón de habitantes, se toman casi 50.000 dosis de opioides todos los días. La epidemia de drogas en Estados Unidos es la más mortífera que jamás haya existido, según sugieren las autoridades de salud federales. Más de 100.000 personas murieron por sobredosis durante el período de 12 meses que terminó en abril de 2021, según los datos publicados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS por sus siglas en inglés). La cifra es un nuevo récord que señala un aumento del 28,5% con respecto al año anterior.

«No puedo culpar a mi padre de esto», hombre entrevistado por la BBC, señalando su herida – 2019

El Dr. Andrew Kolodny, médico e investigador idóneo en distintas universidades, le dijo a la CNN que si realmente se quiere cambiar la realidad, el tratamiento para la adicción a los opioides tiene que ser más fácil de acceder que el fentanilo, la heroína o los opioides recetados. La codeína o la morfina son conocidos por su uso en pacientes con cáncer, para aliviar el dolor, al igual que quienes se recuperan de determinada cirugía. La heroína, es un opioide ilegal. Ahora bien, el 75% de consumidores admitió haber accedido por primera vez a este tipo de drogas por receta medica, como cualquier analgésico adquirido en una farmacia con la prescripción de un médico. ¿Cómo ocurre? ¿Cómo no se logra regularizar las prescripciones medicas?

Quizás sean preguntas idealistas, o con respuestas obvias, ya que la elaboración, distribución y consumo de drogas es uno de los negocios más grandes e irresponsables de nuestra historia. Quizás aun estemos a tiempo de educar y exigir políticas públicas en dirección al no-consumo de drogas sintéticas, elaboradas para el beneficio económico de unos pocos, y la muerte de los consumidores. Nos encontramos entonces con varias líneas de debate donde, como punto de partida, no existe un consumo responsable, sino decisiones de adultos y negocios interminables ligados a otros delitos, que decantan en una crisis de salud pública y de agenda política urgente.

En la serie-documental de Netflix, The Pharmacist, un farmacéutico pierde a su hijo en un tiroteo relacionado con las drogas, en un barrio de Nueva Orleans. Ante la falta de respuestas por parte de la policía, cómplice y/o autor de la distribución de drogas muchas veces, el hombre comienza la búsqueda del asesino de su hijo. Ahí descubre que hay cada vez más jóvenes que llegan a su farmacia con recetas de OxyContin. Con la intención de alejar de las drogas a los jóvenes de su comunidad, el hombre inicia una investigación que expone la obvia corrupción detrás de la crisis de los opioides. Esta investigación lo lleva a enfrentarse con la industria farmacéutica responsable de distribuir este opioide al que los adolescentes acceden con mucha facilidad: Purdue Pharma. El fabricante del analgésico altamente adictivo, al que se atribuye la muerte de 500.000 personas por sobredosis entre 1999 y 2019, fue sancionada con el pago de 4.500 millones de dólares. Esa indemnización que abonaron los dueños se destinaría a paliar la epidemia de los narcóticos, pero protege en el futuro a los dueños de otros litigios y reclamaciones. La familia Sackler, propietaria de la farmacéutica, seguirá siendo una de las más ricas de Estados Unidos.

Imagen publicitaria «The Pharmacist», Netflix

En cuanto al exceso de prescripciones médicas, cabe señalar que los estadounidenses deben obtener su propio seguro como cobertura médica, generalmente a través de un empleador o del gobierno. «La mayoría de los seguros, especialmente los que tienen las personas pobres, no pagan por otra cosa que no sea por píldora», explica la profesora Judith Feinberg de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia. «Digamos que tienes un paciente de 45 años. Tiene dolor en la parte inferior de la espalda, lo examinas y tiene un espasmo muscular. Lo mejor es la fisioterapia, pero nadie pagará por eso. Así que los médicos sacan su recetario para ordenar pastillas. Incluso si el seguro cubre fisioterapia, probablemente requieran autorización previa, lo que implica mucho tiempo y papeleo». El marketing masivo de las drogas tiene un efecto, también. «Como médico, la gente viene y dice: ‘vi esto en televisión, ¿puede darme la receta para conseguirlo?”. Son miles los programas televisivos que hacen apogeo del consumo de drogas, aunque sean series ficticias cuyas escenas “no están sujetas a episodios de la vida real”.  Con un público adolescente, es aún más fácil sembrar ideas.

En 2015, la Asociación Médica Estadounidense solicitó la prohibición de anuncios de medicamentos recetados. No sucedió. Tres meses más tarde, el alcance de la cultura opioide de Estados Unidos se vio en el entretiempo del Superbowl, la franja publicitaria más cara del país. Un anuncio de 60 segundos se dedicó al estreñimiento inducido por opioides. La publicidad, patrocinada por AstraZeneca, aconseja a los pacientes que visiten a su médico y «pregunten sobre las opciones de tratamiento con receta». También es común que las compañías farmacéuticas cortejen a los médicos, en miras de promocionar sus productos. «Son amigables, atractivos, están bien vestidos, reparten obsequios para todo el mundo. Organizan cenas, patrocinan conferencias y auspician viajes”, dice el profesor Keith Humphreys de la Universidad de Stanford. «Eso afecta la prescripción». Durante los últimos años, el gobierno norteamericano publicó los montos pagados por las compañías de medicamentos y dispositivos a doctores y hospitales docentes. Ya en 2016 el total superó los USD 8.000 millones, y más de 630.000 médicos tenían registros de pago. Por ejemplo, Purdue Pharma, realizó casi 80.000 transacciones ese mismo año, por un valor superior a USD 7 millones, dejando en las calles millones de muestras del famoso analgésico mortífero.

Es imposible predecir quién es vulnerable a la dependencia y abuso de sustancias. Estas drogas, legales o ilegales, robadas o compartidas, son responsables de miles de muertes. Los opioides ocasionan la liberación de endorfinas, los neurotransmisores del cerebro que provocan sensación de bienestar. Las endorfinas amortiguan la percepción del dolor y aumentan los sentimientos de placer, lo que crea una sensación falsa y efímera de bienestar. Algunas sustancias están mezcladas con contaminantes u opioides mucho más potentes, por ello también prima el desconocimiento de lo que se va a consumir.

En 2017, la BBC publico un artículo sobre Badlands, un campamento de adictos al aire libre en Filadelfia, donde “la heroína más pura cuesta solo 5 USD”. Bad lands. Extrañamente o no, no fue tapa de diarios y prime times. El suelo del campamento era un mar de jeringas, agujas usadas y cucharas quemadas. Los consumidores se reunían alrededor de una mesa de madera para preparar las jeringas, atarse los torniquetes y golpearse los brazos en busca de venas aun útiles.

«Tiempo de seguir adelante», grafiti en Iglesia usada como refugio de adictos, Philadelphia – 2021

Para aquellos demasiado nerviosos o demasiado drogados para encontrarse una vena, a pocos metros de distancia encontraban una choza de madera donde vivía un hombre apodado «el médico», que pinchaba por un dólar. Por más de 20 años, las personas sin hogar y los adictos han encontrado refugio en esa zona. Hoy en día unas 70 personas viven a lo largo de las vías y hasta 200 pasan por ahí para inyectarse. Los consumidores dicen que es un lugar seguro, lejos de la policía y del resto de la sociedad, donde las personas se cuidan entre sí y los trabajadores sociales visitan regularmente. “Alla siempre hay Narcan -un espray nasal para evitar las sobredosis- a la mano”, relata el columnista de la BBC.

Tras meses de negociaciones entre las autoridades y la compañía ferroviaria Conrail, funcionarios custodiados por la policía recorrieron el campamento, desechando unas 500.000 jeringas usadas, derribando estructuras y rellenándolo con escombros y hormigón para evitar la formación de nuevos refugios. «Si nos sacan de aquí, van a tener a un montón de drogadictos en las calles buscando otro lugar donde inyectarse», decía Luis, entrevistado en este mismo articulo. A lo largo de las vías ferroviarias, persona tras persona aseguraba que simplemente encontraría otro rincón en Kensington, un barrio marcado por la pobreza y el consumo de heroína. Kensington supo ser una activa zona industrial a la cual llegaban desde las afueras de Filadelfia en busca de trabajo. A medida que los oficios manufactureros fueron desapareciendo, las tasas de empleo y los precios de las viviendas se desplomaron, los hogares fueron abandonados y tapeados, y la venta ilegal de drogas apareció y hizo estragos. Ahora la gente llega a Kensington de distintas zonas en busca de heroína, el mayor mercado de drogas al aire libre de toda la costa este.

Los trabajadores sociales insisten en dónde irían los consumidores expulsados, como principal problema a resolver.

«La heroína es lo que está matando a la gente, pero no dar a la gente la oportunidad de pedir ayuda o de buscar tratamiento es lo que los mantiene en lugares como las vías”, resumen. Incluso han propuesto la creación de centros de inyección seguros, lugares donde los consumidores pueden analizar sus drogas e inyectarse en presencia de personal médico. En Canadá ya existe, para algunos estadounidenses es la última esperanza de Filadelfia, para otros, algo impensable.

Siendo esto otra simple columna sobre investigación y opinión sobre temas de interés internacionales, quedará en nosotros la reflexión y la construcción de la realidad a través de las propias decisiones y posturas.

Bibliografía y referencias utilizadas:
– Serie documental The Pharmacist, Netflix
Badlands https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-40709093
Vancouver https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-46825794
Nuevo record https://cnnespanol.cnn.com/2021/11/17/muertes-sobredosis-opioides-nuevo-record-eeuu-cdc-trax/
Cifras Depto Salud USA https://nida.nih.gov/es/informacion-sobre-drogas/los-opioides/la-crisis-de-opioides

ARGENTINA Y TUNEZ…TAN LEJOS ¿O TAN CERCA?

Lic. Marina Marcela Marti – https://www.linkedin.com/in/marina-marti-a20204210/


Flicker: Daniel PERRIES – entre Chenini et Ksar Gihlane – 2016

ARGENTINA Y TUNEZ…TAN LEJOS ¿O TAN CERCA?

Túnez un país ubicado en el norte de África y a 11.272 km de distancia de Argentina.

Por lo general, cuando se describen situaciones que atraviesan países africanos tendemos a pensar que es una realidad muy alejada a la nuestra. Muchas veces, pensar en un país africano es pensar en el continente como un todo, en su geografía como un todo, en su idioma como un todo en fin, en su cultura como un todo. No es el propósito del presente artículo ahondar en las ideas preconcebidas e imprecisas que poseemos acerca de los diferentes países africanos pero si tratar de entender la situación política que vive el actual Túnez y como la descripción de lo que allí ocurre me hizo reflexionar casi automáticamente en la realidad Argentina.

Sigue leyendo

No son mártires, son víctimas.

Lo que pasa (no solo) en Afganistán.

Lic. Agostina Salman

US Department of State – Archive

El pasado 15 de agosto, el mundo vio flamear la bandera talibán en el palacio presidencial de Kabul, capital de Afganistán. Rápidamente las redes sociales se inundaron de imágenes de afganos intentando huir desesperadamente del país, y parte de la realidad de las mujeres afganas fue protagonista de las pantallas del mundo occidental. Cómo llegaron los talibanes a tomar el poder es quizás la pregunta que más leí. Cómo las abandonamos, es la que yo me hago antes de dormir.

Tras años de investigación sobre la geopolítica de Medio Oriente en relación con los Estados Unidos, el terrorismo internacional continúa siendo ese actor internacional de poder real que llegó para quedarse, en la agenda de todos. Muchos apuntan a la toma de Kabul como la derrota de la democracia liberal, otros más bien señalan a Estados Unidos como el único responsable de un fracaso con repercusión mundial. Los porqués y las respuestas darán forma al breve análisis que propongo a continuación.

Sigue leyendo

REPUBLICA DEMOCRATICA DEL CONGO

48 mujeres violadas por día y una guerra que no cesa.

Lic. Agostina Salman

Imagen publicada por la Cruz Roja Internacional en una de sus misiones de ayuda a las víctimas de la crisis alimentaria y desnutrición. 2019.

En los últimos días, el nombre del país africano reapareció en algunas portadas de noticias, a raíz del asesinato del embajador italiano Lucca Attanasio, en ese momento a cargo de una misión de Naciones Unidas. Es común que en Occidente las noticias sobre África lleguen acompañadas de imágenes sangrientas, ¿pero logramos identificar el contexto u origen de esa escala de violencia?

Diplomático italiano asesinado, unos días antes – Diario online La Vanguardia

La primera fase colonizadora de África se sitúa en el siglo XV, por parte de las Coronas de Castilla y Portugal, quienes se establecieron en las costas del Magreb. En el siglo XIX el norte de África permanecía en gran medida bajo control Otomano, aunque poco a poco fue expulsado por Francia y Reino Unido, que formaron importantes colonias y protectorados en Argelia y Egipto, respectivamente. Mientras tanto, al sur del continente, el Reino Unido se había hecho con la Colonia del Cabo, bajo control neerlandés. Los bóeres -descendientes de los colonos neerlandeses y franceses- fundaron nuevas repúblicas huyendo del control británico, pero el Imperio británico no las reconoció y tras las Guerras de los Bóeres las anexó, dando lugar a Sudáfrica. De forma similar ocurrió con todo el territorio africano, cuyas fronteras interinas dibujan una suerte de tatetí en la repartición de tierras por las entonces colonias europeas.

Sigue leyendo

REPUBLICA POPULAR CHINA: Superpotencia, comunismo y sistema de crédito social.

Lic. Agostina Salman

China es el país más poblado del mundo, con más de 1430 millones de habitantes, y es junto a Estados Unidos la mayor potencia económica global. Es un estado unipartidista, gobernado por el Partido Comunista desde 1949, tras la victoria del Ejército Popular de Liberación frente al ejército del Partido Nacionalista (KMT) en la Guerra Civil China.  El Partido Comunista chino es la columna vertebral del gigante asiático, sin él no podríamos comprender la historia moderna del país, y sus líderes han dirigido de manera hermética el imponente crecimiento y desarrollo de los últimos años. A su vez, resulta difícil comprender al partido político sin atender a las características de una sociedad que crece entre tradiciones milenarias y modernidad, con un nítido control estatal.

En las últimas décadas, China ha logrado transformar el tablero de juego de las relaciones internacionales con sus políticas. Claro ejemplo de ello fue la iniciativa económica -y ofensiva diplomática- de “la nueva ruta de la seda”. El proyecto One Belt, One Road (un cinturón, una ruta) es un movimiento geopolítico ambicioso que refleja también la conexión del pueblo chino con su historia y tradición; su identidad. Este tipo de acuerdos económicos han colocado a China en el escenario de las grandes potencias, los flujos comerciales han creado y fortalecido los vínculos con los países participantes y han potenciado su influencia en el mundo. Y, el consecuente buen visto de los líderes internacionales ha favorecido y facilitado el desarrollo de los proyectos de infraestructura china a lo largo de todo el planeta. La iniciativa planteada por Pekín va más allá de restaurar las rutas comerciales de la legendaria China Imperial: significa una red de acuerdos comerciales que trajo la construcción de puertos, aeropuertos, carreteras y gaseoductos, y la colaboración en los ámbitos de energía, finanzas, ciencia y tecnología, e investigación y desarrollo. Incluso prevé la creación de un área de integración económica, formalmente. Y, si las cifras de inversión anunciadas por China se toman al pie de la letra, nos encontramos ante la iniciativa de diplomacia económica más ambiciosa desde el Plan Marshall. Comunismo y capitalismo, o economía socialista de mercado (¿funcional?).

Sigue leyendo

INDIA: estratificación, niñez y matrimonios sin amor.

Lic. Agostina Salman

La República de la India es el segundo país más poblado del mundo después de China, con 1398 millones de habitantes. El gigante asiático es cuna de cultos y religiones, y si bien tiene una de las economías con mayor crecimiento de los últimos años, presenta altos niveles de pobreza, analfabetismo, carencia sanitaria, malnutrición y malarias. Culturalmente, la sociedad india está marcada por un sistema de castas, tribus y clases, arraigado en el hinduismo, y muy acostumbrado a la discriminación.

Mohandas Gandhi, más conocido como Mahatma (en sánscrito e hindi: mahā ‘grande’ y ātmā ‘alma’), fue el dirigente más destacado del movimiento independentista de la India, y en su desobediencia y resistencia civil no violenta abrió un camino de evidencias y desafíos. Garantizar derechos y libertades para todo tipo de clases sociales, tribus y castas, y la aceptación de las mismas, es quizás la tarea más difícil y urgente después de la independencia de la corona Británica en 1947.

Cuando la posición que ocupa una determinada casta se ve sumida en la degradación de la dignidad humana a lo largo de los años, tiende a convertirse en cultura, costumbre. Y ese es uno de los mayores peligros que residen en la sociedad india. El sistema de castas indio se trata de un sistema de estratificación social que fue evolucionando durante el tiempo; una compleja amalgama de grupos sociales, entre los que se encuentran los clanes llamados gotras, etnias y tribus llamados jatis, y la jerarquía social definida por uno de los textos antiguos, el Rigveda. Este sistema reparte tanto derechos como deberes y privilegios, con la creencia hindú de que todos los seres humanos somos creados de manera desigual.

Sigue leyendo

FEMINISMO ISLAMICO

Proyectar Nación

Lic. Agostina Salman


Un acercamiento hacia un mundo más lejano que ajeno.

            A simple y primer lectura, estas dos palabras parecen expresar ideas contradictorias: podemos visualizar liberación por un lado, y obediencia por el otro. No por nada, Wassyla Tamzali cataloga al concepto como oxímoron. La abogada, escritora y militante feminista, que ha liderado los programas de UNESCO por los derechos de las mujeres durante casi veinte años, sintetiza: «es incompatible ser feminista y llevar velo»[i]. Por otra parte, la jueza y demócrata iraní Shirín Ebadí, primer mujer musulmana en recibir el premio Nobel de la Paz, apunta a la necesidad de separar la religión musulmana del régimen islámico, para así poder tener una segunda lectura del concepto. En sus palabras, «es posible ser musulmana y feminista, pero feminismo islámico es equívoco»[ii]. Entonces, ¿por qué hablamos de feminismo islámico?.

             En tiempos de reivindicación global del rol de la mujer, de reconocer sus derechos y sus realidades per se, celebramos los espacios ganados y señalamos más fuerte aquellos que aún faltan conquistar. La mujer en el islam resulta, sin dudas, un debate al que debemos atrevernos. ¿Qué sabemos de ello?. Más allá de lo propiamente establecido por la religión, existe una serie de factores culturales, políticos y económicos que inciden en la concepción de la mujer dentro de la sociedad en la que vive. Por ello resulta tan importante, tanto para los dirigentes políticos a nivel mundial como para nosotros ciudadanos occidentales, abordar el papel de la mujer más allá de la coyuntura religiosa: cómo es que un Estado islámico está por sobre la misma religión en sí, y cómo ello afecta a los derechos de las mujeres. Existe un islamismo político, de Estado, que actúa en nombre de la fe y la convierte en ley.

Sigue leyendo

EL BENEFICIO DE SER POBRES

Bahía Blanca no queda afuera del incremento en los índices de pobreza.
Autor: Tres Líneas Clipping
Fecha: 08 de Agosto 2016

El beneficio de ser pobres

Mayra Arena


Mi vieja es una mina marginal. Toda la vida vivió fuera del sistema y ahí quedará. Por un problema que tuvo al nacer, es muy pequeña: no llegó nunca al metro cincuenta, y por los muchos embarazos que tuvo ya se le cayeron varios dientes. Tiene 41, pero la falta de dientes sumada a su escasa estatura y marcada delgadez, hacen que aparente mil años más.

Mi vieja dejó la escuela porque era al pedo. Vos le explicás algo y no lo entiende. Incluso las cosas más simples, se las tenés que explicar despacio, varias veces. Si querés enseñarle a ir al chino de la vuelta lo mejor es acompañarla y que vaya, porque si le explicás el camino, no entiende. Mi vieja nunca prendió una computadora, ni la va a prender. Apenas sabe leer y escribir, y cuando digo “apenas” quiero decir, escribe como el orto y cuando lee no le queda nada. Tiene que leer algo simple varias veces para que le quede. A veces nos pide ayuda a las hijas grandes, y hay que explicarle despacio y con palabras claras, sino no entiende. Sigue leyendo

ANDAMIOS DE BENEDETTI

file-oct-25-17-51-34

Andamios de Benedetti

Para Proyectar Nación
Ildefonso Apelanz (m.s./m.a.)

Dedicatoria

andamioA mi madre, su experiencia me ha sostenido y ha dejado huellas para andar siempre en movimiento y suspendido de mi imaginación, en los ojos de mi hijo, veo sus ojos, veo los míos…

 


Introducción.

Hace muchos años leí por primera la novela Andamios de Mario Benedetti. Como es costumbre en mi lectura, escribí algunas reacciones, reflexiones y hasta algunas composiciones poéticas articulando las palabras desde la perspectiva del libro. Pasó el tiempo y de mudanza en mudanza, el libro se extravió y quedó perdido en una caja que se lleno de hongos y humedad… Después de varias diferentes “tratamientos” el libro se secó pero los hongos negros y la humedad hicieron sus estragos. Por esos tiempos, mi mamá me trajo, desde Buenos Aires hasta Nueva York, su copia del libro…

Sigue leyendo